Administrar Dinero

6 maneras inteligentes de tener una mentalidad para “salir de la deuda”

Escrito por finder.com

Mantenerse con una actitud positiva puede hacer maravillas para sus finanzas

No importa cuántas veces haga borrón y cuenta nueva: probablemente no podrá mantenerse sin deudas a menos que cambie la mentalidad que lo llevó a ellas en primer lugar. Utilice estos consejos para ayudar a cambiar su perspectiva y encaminarse a vencer las deudas de una vez por todas.

1. Asuma la responsabilidad

Si tan sólo no tuviera un sueldo infravalorado. Si al menos sus acreedores no lo fastidiaran con esas comisiones y tipos de interés disparatados. Viviríamos una vida mucho mejor si sólo algunas cosas fueran diferentes, ¿verdad?

O tal vez esté endeudado por causas ajenas a su voluntad: Las urgencias médicas o el fallecimiento de un cónyuge no son infrecuentes y pueden suponer una carga financiera inmanejable. Casi todo el mundo estaría de acuerdo en que es injusto.

Pero cuando se trata de deudas, por desgracia, la culpa no importa. Si está a su nombre, es su responsabilidad. Aceptar esto puede ayudarle a liberar el espacio mental para ir a hacer algo al respecto. Resulta que, después de todo, ¡no tenía que pasar todo ese tiempo sintiéndose culpable!

2. Piense en la deuda como un obstáculo, no como una carga

Una carga es algo que siempre tiene que soportar. Un obstáculo, bueno, es algo que puede sortear eventualmente.

En lugar de hacer los pagos mínimos de la deuda de su tarjeta de crédito, intente hacer los pagos con el objetivo de acabar deshaciéndose de su saldo mensual. Si tiene préstamos, hable con su prestamista para ver si puede acortar el plazo o hacer pagos extra sin penalización.

Este cambio de enfoque tiene un efecto inmediato: hace que su deuda parezca mucho menos aterradora, deprimente e inevitable. En lugar de sentir que está tirando su dinero en un pozo cada mes sin un final real, hacer los pagos puede empezar a sentirse como si hubiera escalado la ladera de una montaña. A largo plazo, también puede ayudar a motivarle para alcanzar sus objetivos y cumplirlos. Una forma de hacerlo sería utilizar un termómetro de deudas [ENG].

3. Conozca su deuda

Antes de idear un plan para eliminar su deuda, aprenda todo lo que pueda sobre el tipo de deuda que tiene. ¿Por qué es importante? Los diferentes tipos de deuda vienen acompañados de diferentes métodos para lidiar con ellas.

Piénselo de esta manera: Digamos que tiene $50,000 en deudas de tarjetas de crédito y que su amigo está luchando por pagar $50,000 en préstamos federales para estudiantes.

Puede solicitar una tarjeta de crédito de transferencia de saldo [ENG] o un préstamo de consolidación de deudas. Sin embargo, su amigo no puede optar a ninguno de los dos. Lo que sí puede hacer es aprovechar los programas del gobierno, como un plan de reembolso basado en los ingresos o incluso la condonación del préstamo si trabaja en el sector adecuado.

La misma cantidad de deuda con soluciones totalmente diferentes.

4. Establezca un objetivo y tenga una estrategia

Lo más probable es que si su objetivo es estar libre de deudas algún día, no lo vaya a conseguir. Sin embargo, si se pone como meta estar libre de deudas para el 24 de abril de 2021, eso es algo que sí puede suceder. No es necesario que elija una fecha concreta, pero tener un plazo le facilita mucho la elaboración de un plan.

Investigue sus opciones para elaborar un plan de pago de sus deudas basado en sus ingresos y su puntaje de crédito. Si tiene muchas deudas que no cree ser capaz de pagar, tal vez quiera inscribirse en un programa de consejería de crédito para que lo ayuden a elaborar una estrategia.

Es útil tener objetivos más pequeños para que parezca más manejable. Intente fijarse objetivos mensuales o semanales que no lo asusten tanto como esa gran fecha en el futuro. Las aplicaciones de pago de deudas [ENG] pueden ayudarle a mantenerse responsable de esos objetivos más pequeños.

5. Manténgase concentrado haciendo que sea divertido

Es fácil perder el ánimo después del impulso inicial para conseguirlo. El mero hecho de pensar en la deuda puede hacer que mucha gente se sienta impotente, así que puede ayudar a intentar hacerlo más positivo.

Regálese algo agradable, como su bocadillo favorito o un baño de burbujas, cada vez que haga algo que no le guste, aunque sea algo tan pequeño como comprobar los saldos de su banco y de sus acreedores.

Y recuerde que ninguna victoria es demasiado pequeña para celebrarla. ¿Ha alcanzado su objetivo semanal? ¡Sirva el vino! Está a un paso más cerca de salir de las deudas.

6. Practique la gratitud

Es perfectamente normal sentirse resentido cuando está haciendo un verdadero esfuerzo por salir de las deudas. Lo más probable es que no pueda permitirse los mismos lujos de los que solía disfrutar regularmente, pero todo el mundo parece poder hacerlo.

Practicar pequeños ejercicios de gratitud puede ayudarle a mantenerse positivo, cuerdo y centrado en sus objetivos. Intente escribir tres cosas por las que esté agradecido cada mañana para establecer el tono del día. Esfuércese por encontrar lo bueno en las personas que lo rodean, incluso en las que lo vuelven loco. Si se siente resentido, no se regañe, pero recuerde esta pequeña cosa: todo pasa.

Este artículo apareció originalmente en finder.com.

Sobre el autor

finder.com