Administrar Dinero

9 consejos para comprar un auto usado

Car Rental Used Car Transportation Vehicle Concept
Escrito por SoFi

Optar por comprar un vehículo de segunda mano en lugar del modelo más nuevo del lote puede ser una gran manera de ahorrar algo de dinero.

Los autos usados suelen costar bastante menos que los nuevos. Además, los autos más antiguos suelen ser más baratos de asegurar (ya que valen menos que los nuevos).

Sin embargo, el proceso de compra y financiación de un auto usado puede resultar intimidante. Para desmitificar el proceso, tenemos nueve estrategias sencillas que pueden ayudarle a encontrar un auto usado fiable que se ajuste a su estilo de vida y a su presupuesto.

1. Establecer un presupuesto para un auto usado

Antes de empezar a buscar autos de segunda mano, es posible que quiera pensar primero en cuánto puede gastar en un auto [ING] y cómo lo va a pagar.

Si va a pagar en efectivo, puede considerar qué parte de sus ahorros puede destinar a un auto de forma realista. Si no posee lo suficiente, o la compra lo va a dejar sin ahorros, es posible que quiera pasar unos meses más ahorrando para el auto [ING].

Si va a pedir un préstamo para el auto, deberá pensar en lo que sería un pago mensual cómodo.

Una regla general es dar, al menos, un 10% de entrada y financiar el auto durante tres años. También puede intentar que el total de los gastos mensuales del auto no supere el 20% de su sueldo mensual.

Puede utilizar una calculadora online de préstamos para automóviles [ING] para hacerse una idea aproximada de cuánto podría necesitar gastar cada mes en financiación.

2. Conseguir financiación antes de empezar a buscar

Si planea obtener un préstamo para comprar un auto, puede ser una buena idea obtener un préstamo de auto preaprobado de un banco, cooperativa de crédito u otro prestamista antes de empezar a buscar un auto para comprar.

Aunque puede optar por la financiación que le ofrece un concesionario, tener una oferta de préstamo de auto preaprobada en el bolsillo puede ser una gran herramienta de negociación.

Los concesionarios tienden a aumentar el tipo de interés para obtener beneficios, pero si ya tiene un acuerdo, sabrán que tienen que superarlo para conseguir que usted les compre.

Incluso si va a comprar un auto a través de una venta privada, tener un préstamo preaprobado le permitirá aprovechar una gran oferta tan pronto como la encuentre.

RecomendadoComprar un auto con un préstamo personal [ING]

3. Elegir el auto ideal

Ahora que posee un presupuesto para la compra de un auto, es posible que quiera analizar qué tipos de autos puede conseguir por ese dinero.

¿Necesita una camioneta, un todoterreno o un sedán? Puede ahorrar dinero directamente comprando un auto más pequeño y también más adelante si es bueno en cuanto al consumo de gasolina.

Si la seguridad es una prioridad, puede consultar las calificaciones del Instituto de Seguros para Calificaciones de Seguridad Vial para ver qué autos obtienen los mejores resultados en las pruebas de choque.

También puede reducir el campo haciendo una lista de características imprescindibles y buscando autos que las tengan, utilizando una herramienta de búsqueda como Edmunds Car Finder [ING].

Una vez que haya reducido su lista a tres modelos, puede investigar con más detalle. También puede leer los comentarios sobre los autos que le interesan en sitios como Kelley Blue Book [ING] y J.D. Power. [ING].

RecomendadoCómo ahorrar para comprar un auto [ING].

4. Comprar un auto usado

Una vez que sepa cuánto puede gastar y qué tipo de auto le conviene, puede empezar a buscar un auto usado. No hace falta que comience a conducir por los concesionarios de toda la ciudad: puede buscar entre montones de vehículos por Internet.

Entre los buenos lugares para buscar se encuentran: super tiendas de autos usados como Carmax o Carvana, concesionarios de autos usados, así como concesionarios de autos nuevos (que a menudo también venden autos usados, aunque no siempre a los precios más bajos).

También puede mirar los listados de vendedores particulares locales, que puede encontrar en Craigslist, eBay Motors, Facebook Marketplace y Nextdoor.com.

5. Investigar sobre el auto

Una vez que haya identificado el vehículo que desea comprar, puede ser una buena idea averiguar todo lo que pueda sobre el historial del vehículo.

Puede obtener un informe del historial del vehículo de una empresa como Carfax [ING] o Autocheck [ING], que le dirá si el auto tiene alguna advertencia, como accidentes o daños por inundación, así como información sobre el mantenimiento y el historial de servicio del auto.

Para obtener un informe, tendrá que pedirle al vendedor el número de identificación del vehículo (VIN, por sus siglas en inglés) o la matrícula. El informe suele ser pagado (unos $25), pero muchos concesionarios lo facilitan de forma gratuita.

También puede buscar el número VIN en el sitio web de retiros (recalls, en inglés) del Departamento de Transporte de Estados Unidos para comprobar si hay alguna retirada de seguridad. Si ha habido alguna llamada a revisión, es una buena idea asegurarse de que el problema se ha solucionado.

6. Ir a probar el auto

A menudo puede ser útil probar antes de comprar, especialmente cuando se trata de comprar un auto. Un concesionario suele permitirle dar una vuelta con algunos autos para que se haga una idea de cómo son.

Es posible que quiera llamar antes de visitar un concesionario para asegurarse de que tienen el auto que le interesa en el lote para que pueda verlo ese mismo día.

Un vendedor privado también le permitirá dar una breve vuelta con el auto para ver si le gusta.

Algunas cosas que debe tener en cuenta al dar una vuelta de prueba:

•   Si el auto acelera bien y toma las curvas.
•   Si los frenos responden bien.
•   Si hay ruidos o vibraciones inusuales que puedan indicar un problema mecánico.
•   Cómo se adapta el auto a usted: ¿hay suficiente espacio para las piernas? ¿Puede alcanzar cómodamente todos los controles?

7. Inspección de un auto usado

Aunque no sea un experto en autos, puede ser una buena idea hacer una inspección visual del auto. ¿Está la carrocería y la pintura del auto en buen estado? ¿Funcionan las luces? ¿Hay signos de grietas o agua en el interior de las luces?

También puede encender el aire acondicionado y la calefacción, la radio y el sistema de navegación y asegurarse de que todos funcionan correctamente.

Al examinar el interior, querrá asegurarse de que está en condiciones decentes y de que no hay olores desagradables: un olor a moho puede indicar daños por inundación y el olor a cigarrillo puede ser difícil de eliminar

8. Conseguir que un mecánico inspeccione el auto

A menos que esté comprando un auto usado certificado con cobertura de garantía de fábrica en un concesionario, puede considerar la posibilidad de que un mecánico independiente inspeccione el auto que está a punto de comprar.

Aunque esto supone una inversión de algo de dinero (normalmente entre $100 y $200), puede evitarle una costosa reparación poco después de comprar el auto.

El informe de la inspección también puede darle cierto poder de negociación a la hora de regatear el precio del auto

9. Negociar el precio de un auto usado

Es raro que se encuentre con un precio de un auto usado en el que el vendedor no esté dispuesto a ceder, aunque sea un poco.

Sin embargo, antes de negociar el precio de un auto [ING], es conveniente que tenga preparada toda su investigación, incluyendo el precio promedio de la marca y el modelo de un año determinado, así como cualquier preocupación o problema que haya surgido durante su inspección personal y profesional.

Si está negociando con un concesionario, puede ser una buena idea centrarse en el costo total del auto, en lugar de incluir el canje o la financiación.

Los concesionarios pueden querer fusionar todas las cifras en un solo trato, lo que puede resultar confuso y también hacer que un trato no tan bueno parezca mejor.

Cuando hable del precio en un concesionario, asegúrese de que está hablando del precio de salida, incluyendo todos los gastos (para que no haya sorpresas).

Lo que hay que tener en cuenta

Comprar un auto usado puede ser una decisión de compra inteligente. Sin embargo, para asegurarse de que consigue un auto que se adapte a sus necesidades y a su presupuesto, deberá investigar sus opciones, establecer un rango de precios y conseguir financiación antes de comprar.

Al comprar un auto de segunda mano, es una buena idea conocer el historial del auto, probarlo y someterlo a una inspección profesional.

Conocer el valor del auto en el mercado abierto puede ayudarle a negociar un buen precio. Si no le gusta el trato, no hay nada malo en marcharse.

¿Está ahorrando para comprar un juego de ruedas nuevo (para usted)? Puede considerar la posibilidad de abrir una cuenta de manejo de efectivo SoFi Money® [ING].

SoFi Money le permite separar sus ahorros de sus gastos, mientras sigue ganando intereses competitivos por todo su dinero.

Y con la función de “bóvedas” de SoFi Money, puede crear diferentes bóvedas para diferentes objetivos, incluyendo una bóveda de “ahorro para el auto”.

Este artículo fue publicado originalmente en SoFi [ING].

Sobre el autor

SoFi