Administrar Dinero Administrar Dinero

9 consejos para dejar de gastar en exceso

Escrito por SoFi

Si a menudo se da cuenta de que sale más dinero de su cuenta corriente que el que entra, puede que sea culpable de gastar en exceso, o de gastar más de lo que puede permitirse.

Pero aunque gastar en exceso puede ser un hábito muy arraigado, romper con ese hábito no suele ser tan difícil o doloroso como mucha gente supone.

Conseguir que sus gastos se ajusten más a sus ingresos (y a sus objetivos) se reduce a unos sencillos pasos, que incluyen: hacer un seguimiento de sus gastos, establecer un presupuesto básico, aprender a evitar las tentaciones de gasto y establecer unos objetivos de ahorro a corto y largo plazo.

He aquí algunas ideas que pueden ayudar a cualquiera a controlar los hábitos de gasto excesivo [ENG] y a mejorar sus hábitos financieros.

Consejos fáciles para dejar de gastar en exceso

1. Hacer un seguimiento del dinero

Una forma de controlar los gastos es hacer un seguimiento de lo que se gasta cada día (lo que incluye cada compra en efectivo/débito/crédito que se hace, además de cada factura que se paga) durante un mes más o menos.

Puede hacerlo llevando una libreta y un bolígrafo o simplemente guardando todos los recibos, y luego escribiendo una lista, o introduciendo estos gastos en una hoja de cálculo en su ordenador. También hay una serie de aplicaciones para el teléfono que pueden facilitar el proceso de seguimiento de los gastos diarios.

Una vez que comience a controlar sus gastos [ENG], puede sorprenderse de lo que puede descubrir. Los gastos tienden a ser tan poco frecuentes hoy en día, que muchos de nosotros no tenemos una idea exacta de cuánto dinero estamos gastando realmente.

Verlo claramente expuesto puede ayudarle a pensar dos veces antes de comprar algo que no es esencial, y también a tener una clara intención con cada dólar.

2. Establecer un presupuesto que se adapte a usted

Una vez que haya realizado el trabajo de seguimiento de sus gastos mensuales, es posible que quiera comparar esto con la cantidad de dinero (después de impuestos) que entra cada mes, y establecer un presupuesto personal [ENG].

Para ello, hay que clasificar los gastos en categorías y acomodarlas por orden de prioridad. Algunos de los gastos son necesarios, como el alquiler y los servicios públicos, y deben ser los primeros de la lista, mientras que otros, como la ropa, los viajes y el ocio, son más “agradables de tener” y deben ir más abajo.

Al crear un presupuesto, es importante asignar dinero para los gastos necesarios y los innecesarios cada mes.

También puede asignar una categoría para ahorrar para sus objetivos a corto y largo plazo, ya sea para crear un fondo de emergencia, para pagar el anticipo de una casa o para destinar más dinero a su fondo de jubilación.

Los planificadores financieros suelen recomendar dividir los ingresos después de impuestos en tres categorías según la regla 50/30/20 [ENG]:

•  50% en necesidades
•  30% en deseos
•  20% en ahorros

Una vez que establezca estos parámetros de gasto, y sepa cuánto dinero puede poner en cada rubro, el siguiente paso es tratar de mantener sus gastos en línea con estos objetivos.

3. Identificar las áreas en las que se puede recortar

Para que le resulte más fácil gastar dentro de su presupuesto, puede echar un vistazo a su lista de gastos y encontrar áreas en las que pueda recortar.

Por ejemplo, es posible que vea que la mayoría de las veces ve servicios de streaming, pero sigue pagando un costoso paquete mensual de televisión por cable.

O puede notar que está pagando por membresías o suscripciones que ya no necesita o utiliza. Si la mayoría de las noches pide comida para llevar, podría considerar la posibilidad de cocinar al menos un par de noches a la semana.

Todo el mundo gasta de forma diferente y es probable que tenga gastos por los que está acostumbrado a pagar, pero es posible que algunos de esos gastos ya no sean tan necesarios, ni siquiera deseados.

4. Considerar la posibilidad de congelar los gastos durante un mes

Una forma rápida de cambiar sus estrategias de gasto [ENG] es congelar los gastos no esenciales durante 30 días.

O, si eso le parece demasiado, puede elegir una categoría (como la ropa) en la que dejar de gastar durante un mes, o acordar no comprar nada en una tienda específica durante ese periodo.

Congelar los gastos puede dar sus frutos de inmediato, ya que le dejará más dinero en el banco (o menos facturas) a final de mes.

Y, una vez que empiece a ver la recompensa de no ceder a las compras impulsivas, puede que se encuentre gastando menos [ENG] incluso después de poner en práctica esta estrategia.

5. Cambiar a dinero en efectivo

Es fácil gastar dinero cuando sólo se utilizan tarjetas de crédito y de débito. Siempre que sea posible, es una buena idea utilizar dinero en efectivo para que sea más fácil controlar el destino del dinero.

Considere la posibilidad de sacar suficiente dinero en efectivo al principio de la semana para cubrir sus gastos diarios y ayudar a ceñirse a su presupuesto.

También puede probar el sistema de los sobres. Consiste en reunir un montón de sobres para todos tus gastos variables y etiquetar cada uno según la cantidad que haya asignado en su presupuesto. Luego, ponga esa cantidad de dinero dentro para la semana siguiente.

6. Darse de baja

Si su bandeja de entrada está a menudo atestada de correos electrónicos que le avisan de las rebajas de sus tiendas favoritas, quizá quiera pensar en darse de baja de estas listas de correo electrónico.

Las rebajas y las grandes ofertas se producen durante todo el año y, por lo general, el mejor momento para comprar algo es cuando realmente lo necesita.

Incluso si no encuentra ese artículo necesario a su precio de venta más bajo, es probable que acabe gastando menos que comprando más cosas simplemente porque están en oferta.

Si la tentación de comprar no llega constantemente a su bandeja de entrada, será menos probable que ceda a ella (y ni siquiera sabrá lo que se está perdiendo).

Este movimiento podría traducirse rápidamente en más dinero en efectivo, o en una factura menos, a final de mes.

7. Hacer las preguntas correctas al comprar en rebajas

Cuando se compra en las tiendas, puede ser tentador comprar algo en oferta como una forma inteligente de ahorrar dinero. Sin embargo, esta práctica no siempre resulta rentable, sobre todo si se compran artículos que realmente no se necesitan.

Antes de comprar algo en oferta (por muy buena que sea la oferta) considere responder a las siguientes preguntas:

•  ¿Estoy comprando esto sólo porque está en oferta?
•  ¿Realmente quiero o necesito este artículo?
•  ¿Aumentará esto la deuda de mi tarjeta de crédito y eso vale la pena?

8. Comprar de forma más inteligente en el supermercado

Todos hemos oído el consejo de “no ir al supermercado con hambre”. Aunque esa es una buena regla a seguir, hay otras formas fáciles de ahorrar dinero en la comida [ENG]. Por ejemplo:

•  Hacer una lista y comprar sólo los artículos de esa lista.
•  Planificar las comidas con antelación y abastecerse de los alimentos exactos que se necesitan para esa comida.
•  Comprar productos de temporada que cuestan menos.
•  Comprar los productos no perecederos favoritos cuando están en oferta.
•  Apuntarse a los programas de recompensa de las tiendas (si son gratuitos) y utilizar los cupones (que a menudo se pueden encontrar en los periódicos, en la página web de la tienda o del fabricante, y en páginas web específicas de cupones) siempre que sea posible.
•  Comprar lo de más abajo: los alimentos que se encuentran en el estante más cercano al suelo suelen costar menos que los que están a la altura de los ojos.
•  Elegir las marcas de la tienda, que a menudo cuestan menos pero tienen una calidad similar a la de los productos de alta gama
•  Comprobar si la compra de un tamaño más grande ofrece una mejor relación calidad-precio, siempre que se vaya a utilizar antes de la fecha de caducidad.

9. Crear objetivos de ahorro a corto y largo plazo

Las personas que gastan en exceso suelen centrarse en el aquí y el ahora, y pueden pensar menos en cómo sus gastos pueden afectarles a largo plazo.

Una buena forma de resistir el impulso de gastar más de la cuenta es establecer objetivos de ahorro [ENG]. Por ejemplo, tener lo suficiente para el pago inicial de la casa de sus sueños, o crear un fondo de emergencia para estar tranquilo. O tal vez quiera comprar un auto o renovar su cocina dentro de un par de años.

Sea lo que sea para lo que esté ahorrando, le conviene crear una cuenta precisamente para ese fin: a medida que su cuenta crezca, podrá ganar en motivación.

Considere la posibilidad de poner el dinero destinado a un objetivo de ahorro a corto plazo en un lugar donde pueda ganar más intereses que en una cuenta bancaria tradicional, pero que le permita acceder a su dinero cuando lo necesite. Algunas buenas ideas son: una cuenta de ahorro online, una cuenta de mercado monetario o una cuenta de manejo de efectivo [ENG].

También puede tener en cuenta sus objetivos a largo plazo, como aportar más dinero a su cuenta de jubilación (si aún no está contribuyendo al máximo permitido por año).

Para no perder de vista sus objetivos de ahorro, considere también la posibilidad de establecer pagos automáticos entre su cuenta corriente (o dondequiera que se depositen sus cheques) y su cuenta de ahorros. Puede seleccionar una cantidad de dinero que se enviará cada mes después de que se deposite su cheque de pago.

La automatización es una forma simple y poderosa que puede ayudar a progresar hacia las metas de ahorro sin tener que pensar en ello todo el tiempo.

Lo que hay que tener en cuenta

Es posible que no pueda reformar completamente un hábito de gasto excesivo de la noche a la mañana.

Pero si hace un seguimiento de sus gastos, establece un presupuesto básico y modifica algunos de sus hábitos cotidianos, es posible que pronto pueda ganar control sobre su vida financiera y empezar a alcanzar sus objetivos de ahorro a corto y largo plazo.

Una forma de ayudar a mantener los gastos en línea (y poner en marcha los ahorros) es inscribirse en una cuenta de manejo de efectivo SoFi Money® [ENG].

SoFi Money le permite controlar fácilmente sus gastos semanales en su panel de control dentro de la aplicación SoFi Money.

SoFi Money también cuenta con la función Vaults, que le permite separar sus gastos de sus ahorros, mientras sigue ganando intereses por todo su dinero.

Vaults también le permite seguir el progreso de sus ahorros y establecer depósitos mensuales recurrentes. Además, no hay comisiones por cuenta o por saldo mínimo.

Este artículo apareció originalmente en SoFi.

Sobre el autor

SoFi