Administrar Dinero Administrar Dinero

¿Cuánto cuesta sustituir un sistema de HVAC (calefacción, ventilación y aire acondicionado)?

Heating and air conditioning inverter on the side of a house
Escrito por SoFi

A veces, los propietarios de viviendas no se dan cuenta de que ha llegado el momento de sustituir su sistema de calefacción, ventilación y aire acondicionado (HVAC, por sus siglas en inglés) hasta que surge un problema importante.

Y el estado del sistema en general, junto con otros factores como el tamaño de la vivienda, el tipo de unidad y el clima local, pueden influir en el costo de sustitución del sistema HVAC.

El costo de los sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado (HVAC, por sus siglas en inglés) varía cada año y según la situación individual. Por lo tanto, entender los costos para los diferentes equipos de HVAC, los tipos de sistemas y todo lo que implica la sustitución puede ayudarle a hacer un presupuesto y planificar el pago de las reparaciones de emergencia en el hogar.

Recomendado¿Cuáles son los costos más comunes de las reparaciones del hogar? [ING]

Componentes del sistema HVAC

Hay varias maneras de calentar y enfriar una casa que cae bajo el paraguas de HVAC. Sin embargo, la mayoría de las piezas y componentes del sistema HVAC se pueden agrupar en las siguientes categorías.

Termostato

Los termostatos controlan la temperatura y pueden utilizarse para ajustar si un sistema de HVAC calienta o enfría un edificio. Por lo general, la temperatura puede ajustarse manualmente o preajustarse para regular la calefacción y la refrigeración a una temperatura interior deseada.

Estos sistemas pueden conectarse al sistema de HVAC a través de un cableado, o por Wi-Fi en el caso de los termostatos inteligentes. Los termostatos más avanzados se pueden utilizar para mejorar el confort y la eficiencia mediante el control de los ajustes de temperatura para múltiples zonas en toda una casa o edificio.

Unidad de calefacción y refrigeración

La unidad de calefacción y refrigeración es el componente principal de cualquier sistema HVAC. Los tipos más comunes son los hornos, las calderas, las bombas de calor y los aires acondicionados.

Los calentadores suelen estar situados en el interior de una estructura y constan de un elemento calefactor alimentado por gas, aceite o electricidad y un ventilador para hacer circular el aire caliente por el edificio.

Las calderas son tradicionalmente unidades interiores también, pero hacen circular agua caliente o vapor a radiadores o zócalos situados en toda la propiedad.

Los acondicionadores de aire incluyen unidades condensadoras, situadas en el exterior, porque producen aire caliente mediante el proceso de transferencia de calor.

Las bombas de calor también constan de un condensador externo, pero una diferencia clave es que pueden utilizarse tanto para calentar como para enfriar una vivienda. Estos sistemas funcionan junto con una unidad de soplado interior para distribuir el aire calentado o enfriado.

Filtración

Los sistemas HVAC incorporan filtros de aire para eliminar el polvo, los alergenos y otras partículas que entran en el conducto de aire de retorno. Por lo general, el aire se extrae de varias ubicaciones dentro de un edificio hacia el sistema HVAC.

Tanto si los filtros son de la variedad reutilizable como desechable, es necesario limpiarlos o sustituirlos periódicamente para mantener un rendimiento óptimo.

Las luces ultravioletas son otra opción para tratar la calidad del aire en un sistema HVAC. Su capacidad para desinfectar el aire de moho y patógenos las hace útiles para algunos propietarios de viviendas con alergias graves.

Sistema de suministro

La mayoría de los edificios constan de varias habitaciones y pueden incluir más de un piso. La distribución del aire calentado y enfriado por todo el espacio requiere un sistema de conductos y rejillas de ventilación.

Muchos sistemas HVAC utilizan conductos de suministro y de retorno separados para hacer circular, filtrar y tratar el aire continuamente. Los conductos de suministro llevan el aire desde la unidad de calefacción y refrigeración a los sopladores y rejillas de ventilación para calentar o enfriar una zona.

Mientras tanto, los conductos de retorno transportan el aire no tratado de vuelta al sistema de HVAC.

Salida de humos

Cualquier sistema de HVAC que implique la combustión (quema de aceite, gas o madera) necesitará una salida de escape para expulsar los humos dañinos fuera del edificio. Una salida de escape puede ser su propia ventilación o estar conectada a una chimenea existente.

Estimaciones del costo del sistema HVAC

El tipo de unidad elegida para la sustitución es un factor determinante del costo. Los precios pueden fluctuar si se necesita un reemplazo total o parcial y en base a los avances tecnológicos en la eficiencia de HVAC.

Las estimaciones de costos que se indican a continuación tienen en cuenta la unidad de HVAC, cualquier pieza del sistema, la instalación y la retirada del equipo antiguo.

Calderas

Las calderas se han utilizado para calentar los edificios durante más de un siglo y se encuentran en los hogares y edificios comerciales por igual. El costo promedio de sustitución puede oscilar entre $4,000 y $7,500, dependiendo del tipo de caldera.

El costo de sustitución de las calderas puede ser mayor si hay que reparar o instalar los depósitos de combustible, las tuberías y la conexión de gas.

Bombas de calor

A pesar de su nombre, las bombas de calor pueden utilizarse tanto para calentar como para enfriar un edificio. Estos sistemas eléctricos de calefacción, ventilación y aire acondicionado extraen el calor del aire exterior para calentar un edificio incluso cuando hace frío.

Cuando hace calor, las bombas de calor enfrían los edificios extrayendo el calor del aire interior y expulsándolo al exterior.

Dependiendo del tipo de bomba de calor y del tamaño del sistema (medido en toneladas), los costos oscilan entre $4,100 y $7,200.

Las bombas de calor aerotérmicas suelen ser las más baratas. Mientras que las bombas de calor geotérmicas pueden costar entre $6,000 y $20,000.

Aunque el costo inicial es significativo, la reducción de las facturas de los servicios públicos y la vida útil del equipo de 50 años podrían hacer que la inversión se recuperara a largo plazo.

Acondicionadores de aire centrales

Los acondicionadores de aire centrales funcionan extrayendo la humedad del aire del interior de un edificio y devolviendo el aire refrigerado a toda la estructura a través de los conductos. El sistema suele consistir en una unidad situada en el exterior, pero cerca de la estructura.

El costo promedio de la instalación del aire central es de entre $3,800 y $7,500. Los precios pueden ser más bajos para sistemas de 2 toneladas o más pequeños, mientras que los costos pueden ser más altos si un edificio requiere una unidad de 5 toneladas.

Además de la unidad en sí, el metraje total de los conductos que hay que instalar o sustituir es una consideración de costo importante.

Hornos

El costo de comprar e instalar un horno puede variar según el tipo de energía, el total de conductos necesarios y el modelo. En promedio, los precios para reemplazar un horno oscilan entre $2,000 y $7,000.

Los hornos que funcionan con gas natural o electricidad tienden a ser más baratos de reemplazar que los sistemas que funcionan con petróleo.

El área total que se calentará y lo bien aislado que esté un edificio son otros factores que afectarán al tamaño del sistema y que pueden aumentar el costo.

Otros factores del costo de sustitución de HVAC

Al evaluar las opciones de HVAC, el tipo de sistema es sólo una parte de la ecuación para determinar el precio final. Hay muchos otros factores que pueden afectar el costo de un reemplazo de HVAC [ING].

Clima local

El popular mantra inmobiliario, “ubicación, ubicación, ubicación“, también es válido para los sistemas HVAC. El hecho de vivir en un clima frío, cálido o templado tendrá implicaciones en el diseño de un sistema HVAC.

Los propietarios de viviendas en climas más cálidos podrían tener que afrontar precios más elevados para sustituir las unidades de aire acondicionado, ya que se necesita una mayor capacidad. Mientras tanto, los costos de los hornos pueden ser más altos en las regiones más frías, donde la eficiencia de la calefacción es más importante.

Características del edificio

El tamaño, la distribución y el estado de un edificio pueden influir en los costos de sustitución de los sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado.

Excluyendo las influencias geográficas, las estructuras más grandes generalmente requieren un sistema de HVAC más importante para adaptarse. Los metros cuadrados totales pueden influir en el precio de la filtración, los conductos, las rejillas de ventilación y las zonas de un edificio.

El diseño de una casa también puede afectar al precio de la instalación de HVAC. Los trabajos más difíciles pueden añadir horas de trabajo adicionales y aumentar el costo.

Algunas de las posibles complicaciones que hay que tener en cuenta son la facilidad de acceso a los conductos de los componentes y si será necesario realizar reformas en el edificio para acomodar el nuevo equipo de HVAC.

Eficiencia de la unidad

La eficiencia operativa de un nuevo sistema es otro factor del costo de sustitución de HVAC. Aunque las unidades más eficientes suelen ser más caras por adelantado, pueden recuperar el ahorro a largo plazo a través de facturas de energía más bajas.

Existen diferentes unidades para calcular la eficiencia energética por sistema HVAC. En el caso de los acondicionadores de aire, el Índice de Eficiencia Energética Estacional [ING] (SEER, por sus siglas en inglés) proporciona una clasificación entre 13 y 24.

Por su parte, la Eficiencia Anual de Utilización del Combustible (AFUE, por sus siglas en inglés) muestra la eficiencia de un horno o caldera. En ambos casos, cuanto mayor sea la puntuación, mayor será la eficiencia.

Cuando busque modelos, fíjese en la etiqueta ENERGY STAR®  [ING] para identificar los sistemas HVAC de mayor rendimiento. Para obtener la certificación, estos equipos han sido examinados por la Agencia de Protección Ambiental y el Departamento de Energía.

Por ejemplo, los modelos de aire acondicionado que alcanzan puntuaciones de eficiencia en el 25% superior entre los competidores son elegibles para la certificación ENERGY STAR®.

Cómo pagar la sustitución de un HVAC

El costo inicial de la sustitución de la calefacción, ventilación y aire acondicionado puede ser elevado. Si no es posible cubrir los gastos sólo con dinero en efectivo y ahorros, puede haber otras formas de pagar estas mejoras en el hogar.

El costo de la unidad de HVAC para las tecnologías más respetuosas con el medio ambiente, como las bombas de calor de fuente terrestre y de fuente de aire, puede ser elegible para reembolsos e incentivos fiscales.

Por ejemplo, los propietarios de viviendas que instalen una bomba de calor geotérmica pueden reclamar un crédito fiscal del 26% del costo del equipo si se instala durante el año 2020 hasta el 22% del costo como crédito fiscal si se instala durante el año 2023.

Lo que hay que tener en cuenta

Incluso antes de que haya que reemplazar los componentes principales o un sistema completo, la falta de eficiencia puede aumentar las facturas de los servicios públicos. Estar al tanto del mantenimiento y conocer la vida útil estimada de la unidad de calefacción y refrigeración podría ayudar a ahorrar dinero y mantener el sistema funcionando sin problemas.

Si es necesario reemplazar su sistema de calefacción y refrigeración, es posible que aún tenga que pagar una suma considerable después de reclamar los créditos fiscales o los reembolsos de los fabricantes a los que pueda optar.

En lugar de agotar las tarjetas de crédito o sacar dinero de una cuenta de jubilación, un préstamo personal [ING] puede ayudarle a sufragar los costos de sustitución del sistema de calefacción, ventilación y aire acondicionado.

Otra opción a tener en cuenta es un préstamo para mejoras en el hogar. SoFi ofrece préstamos para mejoras del hogar [ING] no asegurados, préstamos personales que no requieren una garantía (como lo hacen los préstamos asegurados). Un ejemplo de préstamo asegurado es una línea de crédito tradicional con garantía hipotecaria [ING] (HELOC, por sus siglas en inglés), que utiliza el capital de la vivienda como garantía.

Este artículo apareció originalmente en SoFi [ING].

Sobre el autor

SoFi