Administrar Dinero

6 errores financieros comunes que hay que evitar durante el Covid-19

Worried bookkeeper with protective mask looking at calculator on a desk at the office
Escrito por SoFi

Al igual que la salud física, su salud financiera tampoco es inmune al Covid-19

La pandemia del Covid-19 ha sacudido la vida cotidiana de quienes viven en Estados Unidos y Puerto Rico, cambiando la forma en que la gente trabaja y se relaciona, a la vez que ha tenido algunas repercusiones financieras de gran alcance. Por ejemplo, los niveles de desempleo [ING] han alcanzado niveles históricos, los precios de los alimentos se han disparado y es probable que aún falten varios meses para volver a la normalidad.

Mientras tanto, las decisiones que tome con su dinero son más importantes que nunca para mantener su salud financiera. Ya sea que esté haciendo frente a una pérdida de ingresos o simplemente tratando de estirar su presupuesto durante este tiempo, hay algunos errores financieros en relación al COVID-19 que debe evitar a toda costa.

1. No ajustar su presupuesto

Su presupuesto anterior al coronavirus puede ser muy diferente de la forma en que gana y gasta ahora. Si no ha ajustado su presupuesto [ENG] para tener en cuenta los cambios en los ingresos o en sus patrones de gasto, ahora es el momento de hacerlo.

Al revisar su presupuesto, tenga en cuenta lo siguiente:

  • Si sus ingresos han aumentado o disminuido desde que comenzó la crisis.
  • Qué categorías de gasto ha añadido a su presupuesto y cuáles puede eliminar temporalmente.
  • En qué aspectos está gastando más o menos dinero como resultado.
  • Cómo ha afectado la pandemia a su capacidad de ahorro o de pago de deudas.

El análisis de las cifras puede ayudarle a decidir cómo configurar sus categorías presupuestarias en el futuro. Y también puede ayudarle a detectar oportunidades para ahorrar dinero a largo plazo.

Si está comiendo en casa en lugar de salir, por ejemplo, ese es un hábito de ahorro de dinero que podría continuar una vez que las órdenes de permanecer en casa se levanten y los restaurantes comiencen a reabrir.

2. Asumir que no tiene derecho al desempleo

El desempleo está diseñado para proporcionar cierto alivio financiero cuando se está sin trabajo. El gobierno federal ha ampliado las prestaciones de desempleo [ING] para ayudar a quienes viven en EE.UU., están en apuros y que han sido despedidos o han perdido su trabajo como consecuencia de la pandemia.

No solicitarlo porque supone que no es elegible es un error financiero del Covid-19 que podría hacer que se pierda estos beneficios.

El seguro de desempleo suele estar reservado a los trabajadores tradicionales, pero en virtud de la Ley federal CARES es posible recibir prestaciones si es:

  • Un trabajador por cuenta propia.
  • Un contratista independiente.
  • Realiza un trabajo por encargo.
  • Busca un empleo a tiempo parcial.

Puede solicitar el desempleo por Internet a través de la agencia de desempleo de su estado. Puede llevar tiempo, pero merece la pena hacerlo para saber a qué prestaciones puede tener derecho si sus ingresos por cuenta propia o por actividades paralelas se han visto seriamente afectados por la pandemia.

3. No comunicarse con los acreedores

Atrasarse en el pago de las facturas no es una situación en la que se quiera estar, pero durante una crisis mundial en la que no se puede trabajar, puede ser inevitable. El peor error financiero que puede cometer en lo que respecta a sus facturas es ignorar a las empresas a las que debe dinero.

En lugar de dejar que las facturas se acumulen, es mejor mantenerse en contacto con sus acreedores. Por ejemplo, puede:

  • Ponerse en contacto con la compañía de su tarjeta de crédito para hablar de un programa de dificultades de la tarjeta de crédito.
  • Hablar con el prestamista de su hipoteca para que le conceda una indulgencia de pagos o para que establezca una modificación del préstamo.
  • Preguntar a su administrador de préstamos estudiantiles sobre el uso de las opciones de aplazamiento e indulgencia para suspender temporalmente los pagos de los préstamos estudiantiles [ING].
  • Solicite a su compañía de préstamos para automóviles la opción de omitir los pagos.

Se trata de soluciones temporales que pueden darle un respiro para ponerse al día si tiene problemas para pagar las facturas. Al elaborar planes de pago o aplazar los pagos, puede evitar que su puntuación crediticia se vea seriamente afectada por el retraso o la falta de pagos.

También puede sopesar las ventajas de refinanciar o consolidar la deuda para ver si tiene sentido. La refinanciación de los préstamos estudiantiles privados o de una hipoteca, por ejemplo, podría reducir el tipo de interés y los pagos mensuales para que sean más asequibles a largo plazo.

4. Agotar los fondos de la jubilación sin sopesar las ventajas y desventajas

Si tiene dinero ahorrado para la jubilación en una cuenta 401(k) o en una cuenta de jubilación individual (IRA, por sus siglas en inglés), la Ley CARES facilita el acceso a esos fondos [ING]. En virtud de esta ley, puede:

  • Tomar prestados hasta $100,000 de su plan de trabajo mediante un préstamo 401(k).
  • Retirar hasta $100,000 de un plan de jubilación cualificado sin que se aplique la penalización por retirada anticipada.
  • Devolver las cantidades retiradas en un periodo de tres años para evitar el pago del impuesto sobre la renta sobre la distribución.

Eso suena bien si necesita dinero en efectivo, pero considere primero lo que significa para su jubilación. Al sacar dinero de su 401(k) o IRA, no está dando a ese dinero la oportunidad de crecer gracias al poder del interés compuesto. Aunque un préstamo o un retiro anticipado pueden ser devueltos según las directrices de la Ley CARES, la pérdida de crecimiento de su cuenta de jubilación puede compensar las ventajas a corto plazo de acceder a sus ahorros.

5. Esperar a declarar los impuestos si le corresponde un reembolso

Esperar para realizar la presentar podría ser un error financiero del COVID-19 costoso si se le debe un reembolso.

Según el Servicio de Impuestos Internos, el reembolso promedio [ING] en el 2020 fue de $2,908. Eso son casi $3,000 que ayudó a cubrir los gastos de manutención y pagar las facturas si sus ingresos han disminuido a causa de la pandemia.

Si todavía no ha presentado la declaración de la renta, considere añadirla a su lista de prioridades financieras. Y aquí hay otro error financiero del COVID-19 que hay que evitar: presentar la declaración tarde o directamente no hacerlo.

No presentar la declaración a tiempo [ING] y no pagar los impuestos si los debe puede provocar fuertes multas. Por no hablar de que los intereses pueden acumularse en cualquier saldo de impuestos pendientes que deba. Aunque este año tiene un poco más de tiempo para hacer su declaración, es mejor que no espere hasta el último momento para empezar a recolectar sus papeles fiscales.

6. Desperdiciar su cheque de estímulo

Como parte de la Ley CARES, el gobierno federal aprobó pagos de impacto económico para poner dinero en efectivo en manos de los estadounidenses. Si es uno de los beneficiarios, es un error gastar el dinero sin un plan.

En su lugar, piense en cómo podría aprovechar al máximo esta ganancia inesperada. Por ejemplo, podría utilizarlo para:

  • Pagar la hipoteca o el alquiler.
  • Pagar las facturas de los servicios públicos del mes en curso o del siguiente.
  • Comprar los alimentos esenciales que encuentre en las rebajas.
  • Hacer un pago único de una de sus deudas.
  • Poner en marcha su fondo de emergencia si todas sus facturas están al día y pagadas.

Cuando se vuelve loco en casa, puede ser tentador darse un gusto con las compras online. Pero antes de llenar el carro, piense seriamente en las mejores formas de poner en práctica un cheque de estímulo [ING].

Evite los errores financieros del Covid-19 manteniéndose conectado a su dinero

Una de las maneras más fáciles y mejores de evitar cometer estos o cualquier otro error de dinero relacionado con el coronavirus es mantenerse en sintonía con sus finanzas. El uso de una herramienta como SoFi Relay le permite hacer un seguimiento fácil de sus finanzas -incluyendo su puntuación de crédito, hábitos de gasto y objetivos de dinero- todo en un solo lugar.

Ser capaz de ver su imagen financiera de un vistazo puede ofrecerle la seguridad de que está tomando las decisiones monetarias correctas mientras navega por el brote del Covid-19.

Este artículo apareció originalmente en SoFi [ING].

Descargo de responsabilidad: Hay muchos factores que afectan a su puntaje de crédito y a los tipos de interés que puede obtener. SoFi no es una Organización de Reparación de Crédito como se define bajo la ley federal o estatal, incluyendo la Ley de Organizaciones de Reparación de Crédito. SoFi no proporciona servicios de “reparación de crédito” ni consejería o asistencia con respecto a la “reconstrucción” o “mejora” de su registro de crédito, historial de crédito o calificación crediticia. Para más detalles, consulte el sitio web de la FTC.

Sobre el autor

SoFi