Administrar Dinero

Cómo vencer el estrés financiero controlando las finanzas

Young couples are worried about the bad economic period after having a problem from COVID-19 estrés financiero
Escrito por finder.com

Siga un plan financiero sólido para tomar el control de las preocupaciones de dinero

Tanto si el dinero es realmente la clave de la felicidad como si no, el estrés financiero conduce casi con toda seguridad a la infelicidad. Tomar el control de su salud financiera puede ayudar a reducir la ansiedad, aunque cambiar su mentalidad a una de gratitud y satisfacción es igual de importante.

La mejor manera de superar el estrés monetario es ajustando su mentalidad y planificando con antelación. Nuestros mejores consejos para lidiar con el estrés monetario incluyen:

1. Crear un presupuesto

Piense en un presupuesto como algo liberador en lugar de restrictivo. Si lo sigue, un buen presupuesto le permitirá cubrir sus necesidades con un margen de espacio [ING].

Una regla común es el plan 50/30/20. El desglose incluye:

  • El 50% de sus ingresos después de impuestos se destina a las necesidades
  • El 30% de sus ingresos después de impuestos se destina a los deseos
  • El 20% de sus ingresos después de impuestos se destina al ahorro

Esta regla fue desarrollada por Elizabeth Warren y su hija Amelia Warren Tyagi en su libro “All Your Worth: The Ultimate Lifetime MoneyPlan”.

2. Pensar en el panorama general

Los problemas de dinero rara vez se disuelven de la noche a la mañana o desaparecen con una solución rápida. Una vez que se haya ajustado a un presupuesto realista, confíe en el proceso y tenga paciencia.

Intente darse cuenta de que el estrés no sirve para nada constructivo si está dando los pasos adecuados. Las finanzas se estabilizan con disciplina diaria, no con preocupaciones infructuosas.

3. Centrarse en los progresos que ha hecho

Algunas personas tienden a magnificar lo malo y minimizar lo bueno. Por ejemplo, supongamos que quiere ahorrar $500 al mes durante dos años para poder pagar la entrada de una casa. Al cabo de cuatro meses, se encuentra centrado en los $10,000 que le faltan en lugar de los $2,000 que ya ha conseguido ahorrar.

En lugar de centrarse en lo que no tiene, piense en la cantidad que ha ahorrado o en el progreso que ha hecho.

4. Combatir las preocupaciones con consejería externa

La ayuda externa de un consejero o asesor financiero puede ayudar a detectar los malos hábitos financieros para aplacar el estrés monetario [ING]. Un experto le ayudará a elaborar un presupuesto y a ceñirse a él, y puede orientarle sobre estrategias de ahorro a largo plazo.

Una mirada externa puede aportar una nueva perspectiva y puede ayudarle a sentirse menos aislado en el camino.

5. Dejar de presionarse a sí mismo

Hacer algo siempre es mejor que no hacer nada. El hecho de investigar cómo mejorar es el primer paso para tomar el control de su situación financiera. Sea paciente consigo mismo sin esperar la perfección.

Practique la gratitud y la satisfacción. Siempre hay un mañana.

6. Establecer un fondo de emergencia

Una red de seguridad de fondos adicionales puede proporcionarle la tranquilidad de que una obligación financiera inesperada no destruirá su salud financiera. Considere la posibilidad de crear un fondo de emergencia [ING] y de fijarse el objetivo de ahorrar seis meses de ingresos de sustitución. De este modo, incluso la pérdida del empleo no mermará su capacidad para pagar las facturas. Gana intereses abriendo una cuenta de ahorro con un alto APY [ING].

7. Priorice sus objetivos

Hacer una lista de sus objetivos financieros puede ayudarle a crear hitos concretos. Decida qué objetivos son los más importantes para usted. A continuación, asigne una cantidad de dinero determinada a ese objetivo cada mes. La clasificación de sus prioridades le ayudará a dar forma a la manera en que gasta su dinero.

Si su objetivo a largo plazo es comprar una casa, organice su presupuesto para ayudar a aliviar el estrés de los posibles pagos futuros de la hipoteca o del préstamo.

Principales factores de estrés financiero

Según un estudio de 2018 realizado por Northwestern Mutual, el dinero es la fuente número uno de estrés para quienes viven en Estados Unidos (EE.UU.) y Puerto Rico (PR). Y por una buena razón, todos los días estamos expuestos a miles de demandas de nuestro efectivo.

Las fuentes comunes de estrés por dinero incluyen:

  • Pagar la deuda. Las crecientes tasas de interés hacen que la deuda sea un rival intimidante, especialmente si los pagos atrasados o los grandes saldos afectan negativamente su puntaje de crédito.
  • Planificar la jubilación. 40% de quienes viven en EE.UU. y PR se sienten ansiosos por vivir más tiempo de lo que dura su fondo de jubilación, según los resultados de Northwestern Mutual.
  • Financiar una emergencia. Las enfermedades inesperadas, los problemas con el auto y otros sucesos desafortunados pueden agotar rápidamente los fondos para imprevistos.
  • Matricularse en la enseñanza superior. La universidad es notoriamente cara, pero no es negociable para muchas carreras.
  • Falta de ingresos estables. Trabajar como freelance, autónomo o contratista puede provocar estrés de una semana a otra.
  • Llegar a fin de mes. Para muchos, el simple hecho de pagar las facturas cada mes es suficiente para provocar ansiedad.

Cómo afecta el estrés financiero a su salud

Al igual que muchas circunstancias emocionalmente complejas, el estrés del dinero puede afectar negativamente a su salud y bienestar. El estrés a corto plazo, si no se aborda adecuadamente, puede provocar:

  • Dolor de cabeza
  • Malestar estomacal
  • Fatiga
  • Dormir mal
  • Dificultad de concentración
  • Baja tolerancia a la frustración
  • Pérdida o aumento de peso
  • Conflictos interpersonales

Los efectos secundarios a largo plazo del estrés monetario desenfrenado pueden incluir enfermedades mentales como la depresión, así como síntomas físicos como la presión arterial alta, enfermedades del corazón, problemas de la piel y más.

La buena noticia es que no está solo. Existe ayuda para los problemas financieros y hay medidas que puede tomar hoy mismo para reconducir las cosas.

Principales razones por las que la gente encuentra el dinero estresante:

Las deudas de las tarjetas de crédito son, con gran diferencia, el principal factor de estrés financiero para los adultos en EE. UU. y PR, ya que el 35.4% afirma que les dan muchos nervios los resúmenes de sus tarjetas de crédito, según una encuesta realizada por Finder. Le siguen las hipotecas, con algo más de una quinta parte (22.4%) de las personas preocupadas por las finanzas de su casa. Completando los tres principales factores de estrés financiero, están los préstamos estudiantiles, con un 13.5% de preocupación por sus deudas universitarias.

En el otro extremo del espectro están los préstamos personales, con menos de uno de cada diez (7.9%) adultos preocupados por el dinero que han pedido prestado.

Conclusión

La mayoría de las tensiones de la vida provienen de la incertidumbre y el miedo a lo desconocido. Si desea un consejo financiero personalizado, considere la posibilidad de asociarse con un planificador financiero.

Este artículo apareció originalmente en finder.com [ING].

Sobre el autor

finder.com