Ahorrar Dinero

8 consejos inteligentes para ahorrar dinero al comprar un auto

Escrito por Madison Mazer

La compra de un auto es una de las decisiones financieras más importantes que va a tomar. Tanto si es la primera vez que compra como si lleva años planeando su próxima adquisición, la mayoría de la gente acaba gastando demasiado dinero en autos. 

Según Experian [ING], la deuda de automóviles en Estados Unidos (EE.UU.) y Puerto Rico (PR) ha alcanzado un máximo histórico, aumentando de $80 mil millones a $1.37 billones entre 2019 y el cuarto trimestre de 2020. 

Aunque los precios están en alza, hay formas sencillas de ahorrar mucho en gastos y conseguir un auto sin tener que pagar una década de préstamos. 

Aquí está todo lo que necesita saber para conseguir las mejores ofertas en el auto adecuado:

1. Investigue

Si quiere comprar un auto, tiene que investigar. Por ejemplo, si tiene una familia numerosa y está buscando una minivan, un comprador inteligente explorará varios modelos; incluso podría encontrar información sobre otros sedan o SUV de tamaño medio. 

Empiece por determinar su presupuesto y hacer una lista de las características que tendría su auto ideal. A partir de ahí, puede navegar por Internet y encontrar qué marcas y modelos concretos se ajustan a sus necesidades personales y económicas. Esto es válido tanto para los autos usados como para los nuevos. 

Hay muchos factores que pueden influir en el dinero que gasta o ahorra. Aquí nombramos algunos para ayudarle a comenzar su lista:

  • Año: Los autos más nuevos tienen probablemente las características más nuevas, lo que los hace más caros. Tenga en cuenta que el precio de los vehículos tiende a bajar cuanto más antigua es la fecha de fabricación. 
  • Marca: Por supuesto, la marca de un auto afectará a su precio. Aunque tenga un auto específico en mente, siempre es útil considerar otras opciones. Si el auto de sus sueños es demasiado caro, quizá sea mejor esperar unos años y alquilar una alternativa más barata.
  • Tipo: ¿Tiene hijos? Entonces probablemente necesite una camioneta o un todoterreno. Es importante tener en cuenta todos los tipos de autos y cómo pueden influir en el precio que paga. 
  • Características: Las características adicionales como el control de crucero, las cámaras de seguridad, el frenado automático de emergencia y el Bluetooth tienen un costo elevado. Si puede mantener las características adicionales al mínimo, podría ahorrar miles de dólares.  
  • Kilometraje: Si va a comprar un auto usado, fíjese en los kilómetros que tiene. Un auto con más kilometraje normalmente significa un precio más bajo, pero tenga cuidado porque un auto con excesivo kilometraje podría ser inseguro.

Los sitios de comparación en línea van a ser su mejor amigo a la hora de encontrar el auto adecuado. Auto Trader [ING], Consumer Reports [ING] y Kelley Blue Book [ING] son algunas de las grandes recomendaciones que están a un solo clic.

2. Compre online o al menos comience por ahí

El sector de la automotriz está cambiando. Lo que antes llevaba incontables horas en un concesionario, ahora puede ocurrir en cuestión de minutos por Internet. La compra de autos por Internet se ha hecho muy popular, especialmente durante el COVID-19. Según BusinessWire [ING], más del 80% de los residentes de EE.UU. y PR compran ahora autos por Internet, frente al 50% anterior al COVID-19.

Aunque ambas cosas se hacen por Internet, no hay que confundir este paso con la investigación. Sólo debería buscar activamente para comprar después de saber qué tipo de auto quiere y cómo es el inventario en su zona. Los sitios de investigación anteriormente citados, especialmente Blue Book y Auto Trader, pueden indicarle exactamente dónde puede encontrar el auto o, por el contrario, si no está disponible cerca de usted. Cuanto más inventario haya en su zona, más ventaja tendrá usted como comprador.

A veces encontrará el mismo auto por parte del concesionario o de terceros vendedores listado en varios lugares. Compruebe los números de identificación del vehículo (VIN, por sus siglas en inglés) y las fotos para verificar su autenticidad y, a continuación, utiliza la oferta más baja de la lista como precio de partida.

Si quiere comprar a través de un concesionario, consulte su departamento de ventas online. Allí podrá programar pruebas de conducción y negociar los costos por teléfono o a través de correos electrónicos: los vendedores están más dispuestos a aceptar ofertas de esta manera que en persona. En ocasiones, el precio que se ofrece en la web del concesionario también será inferior en una cantidad significativa.

3. Intente evitar el préstamo 

Una de las cosas más importantes que puede hacer para ahorrar dinero, a largo plazo, es comprar su auto directamente, en lugar de pedir un préstamo. Cuando pueda, pagar por adelantado y en efectivo es su mejor opción. No sólo ahorrará dinero al omitir el pago de intereses, sino que algunos concesionarios incluso ofrecen descuentos por pago al contado.

4. Financie antes de comprar

Si tiene que financiar un auto, sea inteligente. No se limite a solicitarlo en su banco, hágalo en varios. Asegúrese de hacerlo en un plazo de dos semanas para que las consultas cuenten sólo como una investigación en su crédito. Acepte el mejor tipo de interés preaprobado cuando vaya a comprar.

Como los autos son un activo que se deprecia, en el momento en que sale del concesionario, su valor disminuye. Esto significa que después de un año de financiar un auto, podría seguir debiendo grandes pagos fijos que son más de lo que realmente vale el auto.

Aunque esto no es lo ideal si tiene que financiar un auto, asegúrese de calcular su pago inicial. Cuanto más pague por adelantado, más bajas serán las cuotas mensuales. Dicho esto, no solicite un préstamo sólo porque le dan la mayor cantidad de dinero posible. Elija una cantidad realista para gastar por adelantado, Nerdwallet [ENG] sugiere al menos un 20% para un auto nuevo y un 10% para uno usado, y asegúrese de estar al día con los pagos continuos.

5. Compruebe su intercambio

No hay ninguna regla que diga que tiene que entregar su auto en el mismo lugar donde lo compró; puede que no le den el mejor trato de todos modos.

Si no está en apuros, lleve su futuro ex vehículo a varios concesionarios y pida presupuestos para una venta directa de su marca y modelo. Para obtener el mejor presupuesto, lleve toda la información necesaria, como:

  • Título del auto
  • Cuenta y recibos del préstamo del auto
  • Permiso de conducir
  • Matrícula del vehículo
  • Todas las llaves del auto

Concierte citas con más de un concesionario para obtener una tasación justa. También puede consultar sitios como CarMax [ING] para obtener una oferta de siete días sin regateo para los intercambios en los concesionarios locales. .  

Cuando vaya a un concesionario para cambiar su auto, guarde los precios cotizados anteriormente en su bolsillo y no mencione el canje hasta que haya acordado el costo del auto que va a comprar. Una vez que haya acordado el precio de compra, pregunte lo que le ofrecerán por su auto usado [ING] y negocie en función de todas las ofertas que haya conseguido anteriormente.

6. Compre al final del año del modelo

Ahorrará en un auto nuevo si compra a finales del calendario, cuando los modelos del año siguiente hayan llegado y los “viejos” sigan vigentes, pero ocupando espacio en el lote. 

Diciembre es el mejor mes para comprar un auto, según el sitio de valoración de automóviles [ING] Edmunds. Si se limita a comprar a finales de año, puede obtener un promedio del 6.1% de descuento sobre el precio de venta sugerido por el fabricante (MSRP, por sus siglas en inglés).

¿No puede esperar hasta final de año? Al menos espere hasta final de mes, cuando los concesionarios están tratando de hacer sus números.

7. Considere la posibilidad de comprar un vehículo de segunda mano certificado

La compra de un auto de segunda mano es una opción muy popular para muchas personas. Cuesta mucho menos que comprar un auto nuevo y tener una garantía respaldada por la fábrica le dará la tranquilidad de que su auto “nuevo” está protegido después de la transacción. 

Los autos usados certificados también han sido inspeccionados en busca de piezas dañadas o desgastadas, y luego reparados y certificados por el fabricante. Este es un plan especialmente bueno si el modelo que quiere no es muy diferente al del año pasado. Si el auto tiene pocos kilómetros y una buena garantía, se ahorrará miles de dólares. 

Aunque un auto esté certificado, la perfección no está garantizada, así que asegúrese también de hacer su propia investigación. Obtenga un informe completo del historial del vehículo en sitios como Carfax [ING] y AutoCheck [ING]. Si el presupuesto le alcanza, contrate a un mecánico independiente para asegurarse de que no está pagando por daños no identificados.

8. No pague comisiones

Fíjese bien en la factura detallada. Más de un experto se ha pronunciado en contra de las comisiones que incluyen los concesionarios y la mayoría coincide en que se puede hablar para que se reduzcan.

Algunas de las comisiones negociables que debe tener en cuenta son la de publicidad y la de preparación del concesionario, es decir, el costo de hacer que su auto sea bonito y huela bien antes de que se lo lleve a casa.

También hay que tener en cuenta los gastos de documentación o de transporte, es decir, el costo del papeleo. En once estados esta tasa está limitada, en algunos casos a $75, pero en otros, como Florida, puede llegar a los $800. Los vendedores dirán que esto no es negociable, pero el consejo es que insista o se vaya.

Sobre el autor

Madison Mazer