Administrar Dinero Administrar Dinero

7 alternativas a los préstamos personales

Escrito por finder.com

Aquí le mostramos otras opciones de préstamo que puede considerar para financiar su próximo gran gasto

Los préstamos personales son sólo una de las posibles fuentes de financiación disponibles. Desde las tarjetas de crédito hasta los préstamos a plazos, encontrará muchas alternativas a los préstamos personales.

Las 7 mejores alternativas a los préstamos personales

Las opciones de financiación abundan entre los prestamistas tradicionales y no tradicionales, a menudo con ventajas y características que no encontrará en un préstamo personal tradicional.

Líneas de crédito y préstamos con garantía hipotecaria

  • Lo mejor si es dueño de su casa y tiene mucho capital

Los préstamos y las líneas de crédito sobre el capital de la vivienda son tipos de préstamos distintos que le permiten tomar prestado el capital que ha acumulado en su casa [ENG]. Al estar garantizados por su vivienda, a menudo puede obtener una Tasa de Porcentaje Anual (APR, por sus siglas en inglés) más baja que la de un préstamo personal sin garantía. Puede utilizar su préstamo para casi cualquier cosa, pero muchos optan por invertir su HELOC o préstamo con garantía hipotecaria en su casa mediante renovaciones.

El principal inconveniente de los préstamos con garantía hipotecaria es que está utilizando su casa como garantía. Si no puede devolver lo que ha pedido prestado, el prestamista puede embargar su casa. Es posible que no esté dispuesto a correr ese riesgo sin una buena razón.

Líneas de crédito personales

  • Lo mejor si busca condiciones similares a las de un préstamo personal

Una línea de crédito personal [ENG] funciona como una tarjeta de crédito y un préstamo personal. Le aprueban un límite de crédito del que puede disponer, igual que con una tarjeta de crédito. Pero el tipo de interés y las condiciones del préstamo son más parecidos a los de un préstamo personal. Sólo paga intereses por lo que pide prestado, que puede ser cualquier cantidad hasta su límite de crédito.

Normalmente tendrá que cumplir los mismos requisitos que un préstamo personal para poder optar por una línea de crédito. Muchos prestamistas también cobran una cuota anual mientras su línea tenga un saldo pendiente. A pesar de esto, las líneas de crédito pueden dar a los prestatarios más flexibilidad que los préstamos a plazo, ofreciéndole la independencia de pedir prestado lo que le parezca.

Tarjetas de crédito

  • Lo mejor para cuando se necesitan más opciones de pago

Las tarjetas de crédito son una opción a la que recurren muchas personas. A menudo, esto se debe a que vienen con límites de crédito renovables y la posibilidad de hacer pagos mínimos contra intereses. La APR que le ofrecen tiende a ser más alta que la que recibiría de un préstamo personal, pero la variedad de tipos de tarjetas y de ventajas (como las recompensas por viajes o la devolución de dinero) mantiene sus opciones muy abiertas.

Aunque se pueden encontrar préstamos personales para personas con mal crédito, podría ser más fácil solicitar una tarjeta de crédito asegurada [ENG]. Estas tarjetas están diseñadas para ayudarle a construir o reconstruir su crédito a lo largo del tiempo, ofreciéndole mejoras con respecto a una tarjeta no asegurada o un acceso más fácil a opciones de préstamos más fuertes a medida que sus necesidades cambian.

Préstamos entre particulares

  • Lo mejor si busca varios inversores

Los préstamos entre particulares son técnicamente préstamos personales, pero en lugar de pasar por un prestamista para su financiación, usted presenta una solicitud que varios inversores examinan antes de decidir si lo aceptan como prestatario. Aunque el proceso puede llevar más tiempo que otros tipos de préstamos personales, es posible que no acabe pagando tantos intereses.

La mayoría de los prestamos entre particulares [ENG] buscan solicitantes con un crédito entre bueno y excelente. Al no trabajar con un prestamista directo, las condiciones de pago pueden ser flexibles, aunque es posible que pague el precio con comisiones de apertura más altas.

Préstamos a plazos con mal crédito

  • Son los mejores si su puntaje de crédito no es perfecto

Los préstamos a plazos son similares a los préstamos de día de pago, pero con plazos más largos para devolver lo prestado. Además, no es necesario tener un gran crédito para acceder a ellos, lo que resulta útil si ha tenido problemas para pagar sus deudas en el pasado.

Sin embargo, los préstamos a plazos son un tipo de préstamo a corto plazo [ENG]. Acabará pagando una cantidad considerable de intereses y los plazos no son tan largos como los de otras alternativas de préstamos personales.

Préstamos para pequeñas empresas

  • Lo mejor si tiene un negocio con ingresos constantes

Los préstamos para pequeñas empresas son una excelente opción si usted es propietario de un negocio, y pueden ayudarle a aumentar el crédito de su empresa con un capital extra [ENG] para expandirse en nuevos e interesantes proyectos. Es posible que tenga que elaborar un plan de negocio sólido para mostrarlo a los prestamistas, pero las condiciones se basan en su negocio, no en sus activos personales.

Préstamo de la cooperativa de crédito

  • Lo mejor si posee una relación bancaria establecida

Muchas cooperativas de crédito ofrecen préstamos personales no asegurados a sus socios. Los tipos de interés suelen ser más bajos que los de los prestamistas en línea, y tendrá acceso a banqueros que lo conocen a usted y a su situación. Esa relación puede facilitar la negociación de las condiciones de pago en caso de que pase por momentos difíciles de forma inesperada.

¿Cuándo un préstamo personal no es la mejor opción de préstamo?

Si está considerando una alternativa al préstamo personal, es probable que se haya encontrado con una situación en la que un préstamo personal no le haya servido. Los solicitantes con mal crédito pueden tener dificultades para calificar para las opciones no aseguradas, mientras que aquellos con un crédito decente pueden tener dificultades para encontrar un préstamo con buenas tasas. Además, lo más frecuente es que tenga que pedir un préstamo mínimo elevado, de unos $5,000 o más.

Si se encuentra en esta situación, merece la pena buscar alternativas para encontrar una opción de préstamo que se adapte mejor a sus necesidades y a su presupuesto. Considere detenidamente las ventajas e inconvenientes de cada opción de crédito antes de comprometerse con un contrato.

¿Cuándo es buena idea un préstamo personal?

Si lo que busca es un plazo largo de devolución sin poner una garantía, un préstamo personal es una de las mejores formas de financiar un gasto importante. Los prestamistas en línea suelen tramitar las solicitudes con rapidez, lo que le proporciona la agilidad de un préstamo a corto plazo sin el costo.

Los préstamos personales suelen utilizarse para consolidar deudas. El préstamo puede reunir toda su deuda bajo un solo prestamista, lo que idealmente reduce sus pagos mensuales y simplifica el proceso de reembolso con un solo extracto mensual. Si tiene muchas deudas pendientes, un préstamo personal también puede ayudarle a refinanciar en mejores condiciones o tipos de interés.

¿Cómo puedo decidir qué opción de financiación es la mejor para mí?

Determinar la opción de financiación adecuada para usted requiere investigación y planificación. Tenga en cuenta los factores que pueden afectar al tipo de interés, los plazos de amortización y las características del préstamo antes de firmar la línea de puntos del contrato de préstamo.

  • Tipo de interés. Su crédito desempeña un papel muy importante en el tipo de interés, independientemente del tipo de préstamo que elija. Dado que algunos prestamistas son conocidos por ofrecer tipos más elevados que otros, comparar las opciones de APR en todos los ámbitos puede ayudarle a encontrar el costo total más bajo en las mejores condiciones a las que puede optar.
  • Garantía. Algunos préstamos requieren que ponga una garantía -activos personales como su casa o su negocio- para asegurar su préstamo. Esa garantía suele dar lugar a un tipo de interés más bajo, pero es posible que usted no esté dispuesto a arriesgar sus bienes personales por un ahorro insignificante.
  • Tiempo de tramitación. Los distintos tipos de préstamos requieren un tiempo de tramitación diferente. Los préstamos de las cooperativas de crédito y de los préstamos entre particulares se someten a un mayor escrutinio, lo que a menudo da lugar a largos plazos de tramitación. Sin embargo, usted podría ser preaprobado para una línea de crédito o un préstamo a plazos en cuestión de minutos.
  • Condiciones de pago. Cada prestamista impone diferentes plazos de amortización. Esto es especialmente cierto en el caso de los préstamos a plazos, que suelen tener plazos mucho más cortos que otras opciones. Determine cuánto tiempo necesita para devolver cómodamente su préstamo cuando compare sus opciones.

Conclusión final

Los préstamos personales son una forma cómoda de obtener el dinero que desea, pero no siempre son la opción adecuada para sus necesidades. Antes de comprometerse con un préstamo, compare toda la gama de opciones de préstamo para encontrar los mejores tipos y los plazos más largos a los que puede optar. De este modo, sabrá que está consiguiendo una buena oferta con las características que le convienen.

Este artículo apareció originalmente en finder.com [ENG].

Sobre el autor

finder.com